15 may. 2013

Afrodita


Remoto tiempo, de océanos el mundo cubierto,
en las tierras verde brillo y el sol calentando el río,
orillas de arena suelta, polvo de estrellas del cielo caído.

Pafos de naturaleza salvaje y bravos mares rodeada,
mares transparentes como el cristal, revueltos como el mal,
espuma la marea creaba, suave y bella como el azahar.

Espuma, clara y blanca como la luna,
Espuma, de esponjosa y dulce textura,
Espuma, con el color del deseo pintada.

De esa espuma surgida, de esa espuma nacida,
Afrodita, núbil y adulta, Afrodita, bella y pura,
Afrodita, de mirada embrujada y piel aterciopelada.

Por entre las aguas caminaba recién alumbrada,
desorientada, su pelo al viento dejaba,
desnuda, su fino cuerpo la brisa acariciaba.

Era su melena negro misterio,
exuberante y ondulado cabello,
ligero como una nube en el cielo.

Eran sus ojos las puertas a otro universo,
lugar de placer y encuentros de calor intenso,
mundos de tentación donde es cruel el beso.

Eran rojos como el fuego sus labios,
carnosos, de deseo impregnados,
castigo para los mortales querer besarlos.

Era su rostro pálido,
toda su piel de un blanco
demasiado casto para tocarlo.

Afrodita, núbil y adulta, Afrodita, bella y pura,
Afrodita, que con sólo mirarte conduces a la locura,
Afrodita, tan perfecta que robas la cordura.

Afrodita, eres deseo,
Afrodita, eres pecado,
Afrodita, eres amor envenenado.

By:Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario