28 may. 2013

Bastión inexpugnable

Cielo claro, de nubes desprovisto,
el sol en su punto álgido
y el viento tranquilo.

Ningún mal por el oráculo predicho,
buen presagio iluminaba el camino
y con decisión se disponía a andarlo.

Dorada armadura protegiendo el pecho,
plateada la espada que sostenía en la mano
y el escudo adamantino preparado.

Hacia el Bastión partió sin reparo,
creyendo la suerte de su lado
y el éxito ya casi alcanzado.

Alzarse veía ya el Bastión a lo lejos,
bello y puro, de preciosos muros,
no parecía encerrar tormentos.

Fácil fue el comienzo, sin peligros,
pero el guerrero subestimó los muros
que protegían sus adentros.

Confiado quiso atravesarlos,
sin querer nunca profanarlos,
pero su sólo caminar parecía destrozarlos.

Las defensas del Bastión inexpugnables eran,
a un corazón de cristal defender parecían,
de los tormentos que el visitante traía.

De sus armas el guerrero se despojó
para intentar mostrar noble corazón,
pero entrar no consiguió.

Encolerizado y por la rabia envenenado,
por la fuerza quiso tomarlo,
sin pensar en lo que estaba forzando.

Su impaciencia provocó su fracaso
y el Bastión para siempre quedó cerrado
por el muro más alto jamás soñado.

El guerrero, consigo mismo decepcionado,
se dio muerte, quedó degollado,
y su cadáver yació eternamente junto al Bastión cerrado.


By: Deep_Within

26 may. 2013

Tiempo


Dicen que el tiempo vuela,
Dicen que el tiempo pasa.

Dicen que el tiempo corre,
Dicen que el tiempo no vuelve.

Dicen que el tiempo todo lo cura
y que a cada uno su lugar procura.

Dicen que con el tiempo todo sale
y que la verdad al final se sabe.

Dime tiempo, ¿Es que te me has roto?
Dime tiempo, ¿Es que te me has perdido?

¿Porqué tiempo sobre mí no pasas?
¿Porqué tiempo sobre mí no vuelas?

¿Porqué tiempo por mí no corres?
¿Porqué tiempo por mí sí vuelves?

¿Porqué tiempo mis heridas no curas?
¿Porqué tiempo mi lugar no me procuras?

¿Porqué tiempo mi verdad no me dejas saber?
¿Porqué tiempo mi realidad no me dejas ver?

Mi tiempo está roto,
Mi tiempo está perdido.

Ya no puedo caminar,
Ya sólo puedo zozobrar.

A la deriva en un mar
cuyo puerto es recordar.

Tiempo, arrástrame a la tempestad
 y ayúdame a olvidar.


By:Deep_Within

18 may. 2013

El mayor castigo


Le iba pasando el frío tiempo por delante,
como una espada de acero cortante,
pero nada cambiaba su negro horizonte.

Hojas cayendo como siempre, como antes,
corriendo como las agujas de un reloj, incesantes,
nada nuevo, nada diferente, todo igual que entonces.

Con un pensamiento, casi una plegaria en la mente,
que su sonrisa un día el viento se lleve de repente,
que sus palabras un día se borren del subconsciente.

Olvidar esa mirada perfecta, esa mirada constante,
que la lluvia un día su caminar cansado se lleve,
que la blancura de su piel oscura amnesia se torne.

No recordar esa sonrisa tan brillante como el diamante,
no recordar esas promesas hechas por no escucharte,
esas promesas que su lengua sabía no iban a ser permanentes.

Olvidar cada gesto, cada silencio, cada mirada cómplice,
asumir que nada fue real, que nada fue importante,
aceptar que no fue especial, que sólo fue algo sofocante.

Pide que lo castigue la muerte por el dolor que fue a causarte,
pide que lo castigue la muerte por las miradas que fue a nublarte,
pide que lo castigue la muerte por las sonrisas que fue a robarte.

Pero ¿Hay mayor castigo que no tenerte?,
¿Hay mayor castigo que verte y no poder mirarte?,
¿Hay mayor castigo que escucharte y no poder hablarte?

By:Deep_Within

15 may. 2013

Afrodita


Remoto tiempo, de océanos el mundo cubierto,
en las tierras verde brillo y el sol calentando el río,
orillas de arena suelta, polvo de estrellas del cielo caído.

Pafos de naturaleza salvaje y bravos mares rodeada,
mares transparentes como el cristal, revueltos como el mal,
espuma la marea creaba, suave y bella como el azahar.

Espuma, clara y blanca como la luna,
Espuma, de esponjosa y dulce textura,
Espuma, con el color del deseo pintada.

De esa espuma surgida, de esa espuma nacida,
Afrodita, núbil y adulta, Afrodita, bella y pura,
Afrodita, de mirada embrujada y piel aterciopelada.

Por entre las aguas caminaba recién alumbrada,
desorientada, su pelo al viento dejaba,
desnuda, su fino cuerpo la brisa acariciaba.

Era su melena negro misterio,
exuberante y ondulado cabello,
ligero como una nube en el cielo.

Eran sus ojos las puertas a otro universo,
lugar de placer y encuentros de calor intenso,
mundos de tentación donde es cruel el beso.

Eran rojos como el fuego sus labios,
carnosos, de deseo impregnados,
castigo para los mortales querer besarlos.

Era su rostro pálido,
toda su piel de un blanco
demasiado casto para tocarlo.

Afrodita, núbil y adulta, Afrodita, bella y pura,
Afrodita, que con sólo mirarte conduces a la locura,
Afrodita, tan perfecta que robas la cordura.

Afrodita, eres deseo,
Afrodita, eres pecado,
Afrodita, eres amor envenenado.

By:Deep_Within

13 may. 2013

Esa sensación...


Esa sensación que oprime el corazón,
que te corta la respiración,
que a las manos no deja escribir una canción.

Esa sensación que a la garganta anuda,
que a la palabra deja muda
y a las lágrimas mutila.

Esa sensación de interno vacío,
que todo te hace ver sombrío
y que al alma envuelve en frío.

Esa sensación de dolor en el pecho,
que a la espalda carga intenso peso
y que parte a tu ser por completo.

Esa sensación de desazón
que al ánimo mata sin compasión
y a la esperanza condena a prisión.

Esa sensación de soledad
que de tristeza pinta la eternidad
y que al futuro aniquila sin piedad.

Esa sensación de saber que ya no está,
que ya jamás volverá,
esa sensación de amar lo que nunca fue real.

By:Deep_Within