6 jun. 2013

Un final sin fin

Quiero pedirte de nuevo perdón, pero tú no quieres escucharme,
quiero pedirte de nuevo perdón, pero tú no quieres mirarme,
quiero pedirte de nuevo perdón, pero tú no quieres dejarme.

No se puede pedir perdón a través de un papel
pues las líneas se tuercen y no dejan ver
con claridad el matiz de la verdad.

Es fácil malinterpretar las palabras
y a una frase mal sentido dar,
ver de menos o ver de más.

No se puede perdonar a través de un cristal
leyendo un e-mail cuando te vas a acostar,
respondiendo sólo por hacerme callar.

Siento que ni una sola de mis palabras jamás te va a llegar,
porque escritas, no son más que un susurro en el mar
aplacadas por la marea de tu pensar.

Siempre hablando sin hablar de terminar,
siempre hablando sin hablar de acabar,
siempre hablando sin hablar del final.


De terminar sólo se ha escrito,
de acabar sólo se ha escrito,
del final sólo se ha escrito.

Escrito, escrito, escrito,
todo lo dicho ha sido por escrito,
maldito refugio lo escrito.

No queda un sólo testimonio veraz,
tan sólo palabras interpretadas sin verdad
de acuerdo con nuestra necesidad.

Después me acusas de idealizar,
de no ver con claridad,
pero ¿Qué puedo ver si no me quieres hablar?

¿Qué puedo pensar si nada me quieres explicar?
¿Qué puedo creer si la verdad nunca me has querido dar
y todo cuanto sé me parece un simple disfraz?

Que acabe el libro,
que cambie de libro,
que tire el libro.

No puedo acabar el libro porque te lo has llevado,
no puedo cambiar de libro porque lo has cambiado,
no puedo tirar el libro porque tú ya lo has tirado.

Mi libro es una historia sin acabar,
sin principio y sin final
y al que le faltan páginas a la mitad.

No puedo olvidar porque tú me impusiste un final,
decidiste tú por mí lo que tenía que asumir
y me diste una final sin fin.


By:Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario