2 sept. 2013

Llévanos, lluvia de abril

Me culpé hasta la saciedad,
hasta hundirme en un pozo
del que no puedo  escapar.

Y ahora comienzo a recordar
todas las mentiras que me hiciste
sin compasión tragar.

Dijiste que siempre ibas a estar
y hoy no me puedes ni mirar,
tan sólo me quieres esquivar.

Fingiste que te podía importar
cuando te interesó actuar
como un ser que me vino a salvar.

Tu lengua envenena me quiso desear
lo mejor sabiendo que te querías vengar
y hacerme todo tu dolor tragar.

Pronunciaste la palabra perdonar,
que todo ibas a olvidar,
pero sólo he visto rencor en tu caminar.

Yo sólo me sé culpar,
no puedo hacer más
sé que no vas a perdonar.

Pero ya no puedo más,
aquí tengo que acabar,
pues sólo me veo fracasar.

Nada más que en ti sé pensar,
te recuerdo al despertar
y cuando me voy a acostar.

Aún hoy no te quiero olvidar,
no sé dejarte de amar,
pero demasiado alto es el precio a pagar.

Y es que ya conozco este final,
lágrimas que se van a derramar
e impotencia que me va a inundar.

La carga tengo que aprender a llevar,
y aunque en la culpa tengo que habitar,
de alguna manera debo continuar.

Más ya no me puedo estancar,
más ya no me puedo retrasar,
ahora tengo que empezar a flotar.

Aceptar que ya no me puedes salvar,
que no vas a volver jamás
y que tú y yo no nos volveremos a cruzar.

Por este camino que nos separa quiero llorar,
no te quiero con rabia recordar,
ni que tú con rencor puedas de mi hablar.

Pero no nos queda nada más
que el dolor que por siempre vamos a guardar
hasta que la lluvia de abril nos quiera borrar.


By:Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario