7 may. 2010

Ocho De Mayo (El peso del Destino)










Difícil es empezar sin sentir el frío del momento,

Vuelvo a Mayo y recuerdo como todo comenzó,

Viendo como eso fue un sueño que pasó…

Sé que nunca lo entendiste, aunque lo intenté explicar…

Recuerdo las veces que te supliqué un momento para hablar,

Y así, confesé, creyendo que ya no podía más,

-No sigas, basta ya…

Muchas veces es lo que debiste pensar…

Con dos palabras firmé la sentencia final…

Me pregunto… ¿Por qué no pude aguantar, y simplemente callar?,

Hice del dolor nuestro lugar común…el único lugar donde habitar…

Miedo, confusión, inseguridad…fue cuanto infundí,

Miradas amargas fue cuanto conseguí…

En ti la decepción sembré… y un terror a dañarte en mí,

Nunca nos llevó a nada más que a una profunda oscuridad…

Después… el destino entró en escena…

-Sí, me voy y tú te quedas…

En ese momento me perdí…

Solamente pensaba en morir, no concebía un mundo sin ti…

Sin duda es el castigo que merecía… no supe valorar el daño que hacía,

La fría soledad… es cuanto encontraba en mi memoria,

Dos largos años han pasado ya por la sentencia firmada,

Sueños rotos y arrepentimiento aún quedan,

Un año ha pasado desde la puñalada fatal…

Y tu mirada diciéndome adiós sigue clavada,

Aún me duele no poder mirar tus ojos,

No poder escuchar tu voz…

Ni ver mi mundo detenido con tu paso,

Pero… también me alegra que no estés aquí,

Al menos así no ves en que me convertí…

Ahora sí puedo decir que la agonía me corrompe al fin...

El dolor anclado a mi pasado… no es excusa… simplemente en mi camino me perdí.

By: Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario