1 may. 2014

Vidas muertas, muertes vivas

¿Porqué mueren los nobles
y viven los mediocres?
¿Porqué su vida fue tan breve
y la nuestra tanto se extiende?

¿Porqué tanta existencia vacía
en esta tierra baldía?
¿Porqué tanta alma llena de alegría
yace dormida en la profunda lejanía?

Somos nosotros sin saberlo los muertos,
los que sin camino caminamos
hacia un destino que no vemos,
que incierto creen algunos.

Volar intentamos con alas rotas,
sin acertar a ver que somos las gotas
que pueblan las sendas agónicas
de una realidad que llora y grita,

que asustada solloza y suspira
por la monstruosa obra
que de su mano fue nacida
y hoy es tormenta pútrida.

A los caídos el aliento de la vida robamos,
sin quererlo aquí un día llegamos,
sin saber quiénes somos ni dónde vamos,
sin pretenderlo cruel crimen cometimos,

pues sin ellos aquí estamos,
respirando un aire que no merecemos,
besando lo que más odiamos
y perdiendo lo que más amamos.

Criminales sin juez ni verdugo,
condenados sin pena ni juicio,
liberados sin ser absueltos,
encadenados sin estar atados.

Venganza de los difuntos es la frustración
que asfixia a nuestra razón.
Venganza de los difuntos es la desilusión
que inunda nuestro corazón.

Vagamos fríos con el pecho sin calor,
miramos mudos con los ojos sin color,
hablamos sordos con palabras sin pasión,
escuchamos ruidos con oídos sin inspiración.

Desperdicio somos de un glorioso pasado
que de polvo ahora está cubierto.
Asesinos somos de los ángeles del tiempo
olvidando su recuerdo, dejado en manos del viento.

Sombras de muerte es cuanto somos,
de vivir dignos no somos,
a esperar la muerte nos sentamos,
pues los ojos preferimos mantener cerrados.


By:Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario