12 feb. 2014

Engañan los sentidos

De la mente ya casi se me ha borrado tu cara,
el sonido de tu risa es ahora un leve suspiro, como la brisa,
en los oídos ya no resuena tu voz, dulce estrofa fina,

de mis ojos tu mirar ha huido, es ahora un fugitivo,
la piel ya casi ha olivado tu roce fugaz y frío
y el caminar ya no sabe andar por donde tu pie hace camino.

Parecen avanzar los sentidos
cuando se trata de trascender lo físico,
lo que es simple imagen y sonido,

lo que es la memoria de lo sentido,
lo que es tangible y pasajero,
lo que es puntual consuelo.

Eres para mi recuerdo algo desconocido,
más que desconocido,
algo que nunca he conocido.

En mi oído, tu palabra es tejida mentira
hecha a mi medida, para serme dicha
cuando en mi caída me derrumbara.

La sonrisa que jamás fue sentida,
la sonrisa que me regalabas,
esa que es ahora una puñalada,

dibujada clara y perfecta
para nublarme la vista
con amable hipocresía.


Para todo lo que puede ser sentido
con los sentidos eres ya sólo un suspiro,
pero para lo que percibe más allá

de la vista y del oído,
del tacto y de lo dicho,
de lo evidente y de lo escondido,

para eso, para eso
eres amor en exceso,
lamento y deseo.

Para el corazón absoluta locura,
para el alma éxtasis sin mesura
para mi ser adorable tortura.

Te olvidarán quizá mis ojos,
te olvidarán quizá mi oídos
y quizá ya no te sientan mis manos,

pero corazón, ser y alma
unidos como tres que te aman,
esos, esos jamás olvidarán tu llama.


By:Deep_Within

No hay comentarios:

Publicar un comentario